Chau 2012: Logré abrazar el mundo todo

FELIZ-ANO-NUEVO

Dicen las letras de una canción: “Crecí sin derrochar, logré abrazar el mundo todo, y mas…mil sueños mas viví a mi modo” y puede ser el resumen de mi 2012.

Entre muchas cosas, mis padres me enseñaron a amar los libros así que desarrollé bastante la imaginación. Cuando uno lee se transporta a otras épocas, a otros lugares, ve desde un lugar privilegiado cómo trascurre la vida de los personajes.

Así también, mientras mis piernas aún respondían usé ese tiempo casi al extremo y fui de aquí para allá como quién sin saberlo acelera los pasos porque se viene un cambio de rumbo. En el 2013 se cumplen 18 años del accidente pero no se parte el corazón recordarlo. Sufrí mucho, muchísimo obviamente porque jamás uno imagina que le puede pasar algo así tan brusco, tan limitante, tan de pesadilla, más esos tiempos están en el pasado.

Como lo dice la palabra: “Presente” es un regalo y vaya qué recibí muchos éste 2012 y te decía al principio que mi imaginación siempre voló hacia otras tierras pero jamás pensé que se haría realidad al cruzar la mitad del mundo para estar en otro continente, lejos de mi casa, de mi trabajo, de mi entorno.

Gracias a Dios, a la vida por dejarme conocer Japón y su gente, porqué sin hablar su idioma nos comunicábamos y creamos lazos afectivos que perduran. Aún tengo frescas las imágenes de las ciudades de Nishimoniya, Amagasaki, Nara, Tokio, de las noches de hotel entre amigos de Latinoaméricana, de los paseos y salidas con los japoneses que son tan especiales, educados y serviciales. Un párrafo no me alcanza para que sepan cuánto cambio mi vida allá.

También Brasilia me cautivó en éste lado del planeta: sus esculturas, su arquitectura, su urbanismo y por supuesto la gente que conocí ahí son otro regalo del 2012.

En lo laboral no me quejo, hago lo que me gusta en una empresa que me da libertad  para desarrollarme en lo profesional donde mis superiores y compañeros me apoyan mucho. En lo académico estoy a mitad de mi meta y no pienso detenerme; la universidad, su plantel de profesores siempre me trataron con mucha dedicación y esmero.

Gracias a todos por seguir conmigo ya sea en lo virtual o en la “realidad. Por dejarme entrar a sus vidas, por dejarme quererles, apreciarles y conocerles. Tengo casi todo lo quiero y puedo cantar sin dejar de sonreir : “Crecí sin derrochar, logré abrazar el mundo todo, y mas…mil sueños mas viví a mi modo”

¡Que tengan un Año Nuevo soñado!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s