Los sueños, sueños son.

crater

Esa frase la escuché muchas veces pero no estoy de acuerdo porque es conformista, pero sigamos. Dicen que a todo se acostumbra uno en la vida y desde que mi cuerpo no se sostiene solo, he tenido que hacerlo en muchas cosas y situaciones.

No recuerdo el día en que olvidé el reflejo de sentarme al borde de la cama cuando iba a levantarme; es  raro todo lo que los pensamientos hacen en nuestras vidas guiados  por la mente porque aunque cada mañana ya no haga el intento automático de incorporarme sola, nunca me vi en la silla en mis sueños. No soy sicóloga así que no puedo decir que eso sea una negación hacia mi condición pues  creo que aunque el camino no fue nada fácil sino más bien doloroso lo asumí como un reto de algo más poderoso que yo, sea el destino, sea Dios como una prueba o un karma que pagar.

Sentarme en la silla me acelera más, quiero ir de aquí para allá pero en mi país aún es muy díficil encontrar lugares accesibles, así que si estoy sentada es en un sofá o reposera y acá está lo “loco”. Porqué? Pues porque pareciera que una fuerza me impulsa a pararme, y obvio que lo intento pero por ahora eso no sucede.

Decía antes que nunca me vi en la silla en mis sueños pero no por eso prefiero dormir horas y horas para vivir mi fantasía personal de estar caminando, eso es huir y yo nunca huyo, peleo hasta el final por lo que creo, quiero y considero que está a mi alcance hacer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s