Quería hablarte de algo

CARRO

Estas líneas no pretenden ser una evocación del pasado pero creo que ayer, en el acto de recordación por el Día Mundial del Recuerdo por las Víctimas de Violencia Vial me sentí superada por ver tanta gente con flores para dejarlas como un homenaje a sus seres queridos que partieron.

Por eso no pude decir muchos de los traumas o cargas que nosotros los sobrevivientes de estos trances inesperados pasamos, desde el mismo instante en que una imprudencia, una negligencia o un accidente cambian tu vida para siempre.

En este instante estoy escribiendo ya no como antes con un bolígrafo y papel, porque mi lesión tiene secuelas tan grandes que me llevan a usar un solo dedo para plasmar mis ideas en una computadora pero vos sabés que yo no vivo añorando mi pasado, yo tengo esperanzas de que si no en esta vida será en otra que volveré a hacer todas las cosas que hoy no puedo sin ayuda de alguien.

Ayer conté que sentí mucha rabia cuando algunos en las redes sociales, medio broma o en serio festejaban la salida del señor Petta, estén ustedes de acuerdo o no con sus métodos porque me parecía que con esos dichos de “Ahora sí a tomar como loco” o frases parecidas, de alguna manera era una forma de tentar a la suerte o a jugar con la vida.

Esas líneas salieron de mi indignación porque no podemos seguir creyendo que el cambio de un nombre sea el salvoconducto que permita hacer todo lo contrario a lo que se estaba haciendo por mejorar la seguridad vial.No dije las cargas emocionales que durante mi internación en el centro de rehabilitación sentí, una mochila pesada porque quería seguir viviendo y tratar de hacer una vida lo más normal que se podía.

Por muchos años no fue así. Ir a un funeral o saber de alguna persona que dejó de vivir era un golpe muy grande para mí porque pensaba: ¿“Porque no estoy en su lugar si lo único que doy es demasiado trabajo y muchos gastos”?  Sentirse culpable por vivir es una sensación horrible porque te hacés cargo de situaciones que uno no puede controlar pero igual en algún momento sentís ese peso.

Mi duelo post trauma no fue de lágrimas o lamentos continuos, fue encontrarle sentido al dolor que sí sentía, a la situación que tenía que asumir que es el de depender para todo de otros.

Encontré mi norte para esta silla de ruedas, pero no quiero que otros pasen por esta situación y lucho que para que esto que vivo no sea en vano en muchos aspectos. Por un lado, con mis compañeros de Parigual trabajamos para que se derriben barreras de cualquier tipo para las personas con discapacidad porque hay que luchar siempre por algo y esta para mí es una de esas razones que me hacen creer que no todo se pierde por no caminar, por adquirir una discapacidad.

En lo personal cuando me invitan a charlas o congresos de prevención de accidentes siempre recuerdo que no hay que tentar a la suerte:

  • Que si no te cuidás vos, pensá en alguien que seguro te quiere y te está esperando.
  • Usá el cinturón de seguridad.
  • Si vas a manejar no tomes alcohol.
  • Si vas en moto usá casco y chaleco.
  • La moto es para uso máximo de 2 personas y no un micro de 2 ruedas.

Cada cuál tiene sus cargas y sus dolores, elegí hace años cambiar las mías por esperanza y lucha ante la adversidad, eso no me convierte en heroína o ejemplo para nadie, solo en una persona que sabe lo que quiere y hacia adonde apunta sus objetivos.

Elegí vos también porqué vas cambiar tus penas.. La vida a pesar de todo, es demasiado linda para vivirla  atrapada en el pasado, para vivirla llorando.

Este y otros artículos en:

https://i2.wp.com/www.nanduti.com.py/v1/images/logo-nanduti.gif

Un comentario en “Quería hablarte de algo

  1. Alejandra dijo:

    aunque uno no quiera siempre es ejemplo de algo admiro tu manera de ver la vida y doy gracias q al menos virtaulmente nos conocemos pues leerte a mas de sentirme identificada en muchos aspectos me demuestra q no soy la unica^loca¨ por asi decir q cree q podemos lograr un pais mas inclusivo y q no por poseer una discapacidad el mundo se termina sino q se vive de manera diferente la clave esta en saber amar lo bueno y lo diferente q poseemos pues al fin y al cabo todos poseemos discapcaidades en algun aspecto de nuestra vida solo q en algunos se reconce al isntante y en otras estan en un lugar como oculto. poner amaor en todo lo q hacemos y seguir hasta lograr nustros objetivos siempre de la mano de dios eso para mi se llama vivr y todos valemos muchisimo pues somos unicos y deberiamos dejar el mundo mejor de lo como lo encontramos
    UN ARBAZO!Y SEGUI ADELANTE

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s