Carta a mi hermana Grisel

En una oportunidad había escrito en este blog sobre despedidas y bienvenidas, sobre pérdidas o pequeños logros personales. Aquí va un río de ideas sueltas que comienzan por un lado y concluyen por otro.

El viernes daba una conferencia a chicos de entre 15 y 22 años sobre como tuve que redirigir mi vida con el accidente y allí les había dicho que de golpe tuve que crecer, que casi no lloro y que la verdad, a mí lo único que me falta para ser plenamente feliz es caminar otra vez.

Creo que con eso fui algo egoísta, aunque suene contradictorio y ahora lo puedo expresar en la soledad y penumbra de esta noche de septiembre, mirando el cielo, volando por sobre todo con mi mente, como lo hago desde hace 15 años desde que mi esencia está atrapada en un cuerpo que no me responde demasiado.

Partes de mi corazón están por tantos lugares del mundo y cada noche voy adonde están con mi imaginación. Creo que mis ojos necesitan limpiarse un poco de adentro para afuera y es lo que hago aquí, ahora, en silencio. Hoy en particular, mis pensamientos están cruzando esa cordillera inmensa donde crecen 3 nenitas que tienen parte de mi sangre en sus venas y una hermana a quien extraño tanto muchas veces.

Quiero pedirte perdón, hermana, porque no fui tan fuerte como lo es José que estuvo con ustedes todos estos años allá, donde cumplíste tu sueño de formar un matrimonio y una familia hermosa. Perdonáme que haya vuelto. Perdonáme que hoy necesite llorar un poquito porque no me resulta tan fácil ir seguido como quisiera hasta allá. Perdonáme porque no pude estar contigo cuando me necesitaste para darte un abrazo.Extraño esa parte de mí que podía defenderte.

Espero que las 3 princesas que me regalaste de sobrinas se quieran tanto y se cuiden como lo hacíamos nosotras acá en Paraguay, donde crecimos rodeadas de tantísimo amor con mami, papi, Noe, José y Juanjo.

Lo bueno y lo que hace más fácil tenerte lejos, es que sé que sos felíz, que tu marido te adora y que tus 3 Marías te hacen sonreir cada día, todos los días. Espero ansiosa las vacaciones. Te quiero hermana … y mucho.

Un comentario en “Carta a mi hermana Grisel

  1. leticia dijo:

    adri,.. esta precioso eso que escribiste,. te admiro muchisimo,. y en esta parte del mundo,. hay una persona a la que le gustaria inmensamente conocerte de manera personal, y darte un inmenso abrazo,. eres una bellisima persona,.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s