He renunciado a ti.

publicos-diferentes

Alguna vez tenía que ser, no? Gracias por lo que me diste: las largas noches de charlas, las lágrimas compartidas, las risas que nos robábamos juntos, las aventuras que soñamos, los besos y abrazos que nunca nos dimos, las bienvenidas que no se dieron …y que ya no se van a dar.

Te acordás que me pediste una vez : “Confía en mí”, lo hice, por Dios que lo hice, lo sabés, pero mi corazón no aguanta más, esto para mí ya no era sano, me dañó. Quiero salir de tu vida de esta forma, irme con un lindo recuerdo, aunque ya no quedan fotos tuyas para mí, es lo mejor no?

Desde hoy debo intentar que para mi corazón sólo seas un lindo recuerdo de algo que no pudo ser. Sabés que te deseo felicidad, toda esa que por munchos añoss me diste. Si dejo que te quedes en mi vida de esta forma no puedo seguir, porque no me ayudás, me pesás demasiado y ese peso ya no lo quiero.

Nunca te gustaron las poesías pero esta me hizo pensar en vos.Adiós … lo siento de verdad ….

He renunciado a ti. No era posible
Fueron vapores de la fantasía;
son ficciones que a veces dan a lo inaccesible
una proximidad de lejanía.Yo me quedé mirando cómo el río se iba
poniendo encinta de la estrella…
hundí mis manos locas hacia ella
y supe que la estrella estaba arriba…

He renunciado a ti, serenamente,
como renuncia a Dios el delincuente;
he renunciado a ti como el mendigo
que no se deja ver del viejo amigo;

Como el que ve partir grandes navíos
con rumbo hacia imposibles y ansiados continentes;
como el perro que apaga sus amorosos brios
cuando hay un perro grande que le enseña los dientes;

Como el marino que renuncia al puerto
y el buque errante que renuncia al faro
y como el ciego junto al libro abierto
y el niño pobre ante el juguete caro.

He renunciado a ti,como renuncia el loco a la palabra que su boca pronuncia;
como esos granujillas otoñales,
con los ojos estáticos y las manos vacías,
que empañan su renuncia, soplando los cristales en los escaparates de las confiterías…

He renunciado a ti, y a cada instante
renunciamos un poco de lo que antes quisimos
y al final, !cuantas veces el anhelo menguante
pide un pedazo de lo que antes fuimos!

Yo voy hacia mi propio nivel. Ya estoy tranquilo.
Cuando renuncie a todo, seré mi propio dueño;
desbaratando encajes regresaré hasta el hilo.
La renuncia es el viaje de regreso del sueño…

Andrés Eloy Blanco

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s